Ortopedia: ayudas para la vida diaria

Ortopedia: ayudas para la vida diaria

Afortunadamente la vida, con el paso de los años, se va haciendo más fácil gracias a las nuevas tecnologías y a los avances. Y hay personas a las que les viene muy bien. Me estoy refiriendo a los mayores que no son capaces de hacer vida autónoma y que necesitan ayudas en su vida diaria. Y es que los datos dicen que son cada vez más los mayores que viven solos. Por este motivo, hoy vamos a hacer un repaso de artículos y productos de ortopedia que pueden hacer que la vida de nuestros mayores sea mucho más cómoda. Está comprobado que las ayudas técnicas para vestirse son productos ortopédicos ayudaran a llevar una vida más autónoma e independiente.

Ayudas para comer

Uno de los principales problemas que se encuentran nuestros mayores es la dificultad para comer. Algo que para nosotros puede ser sencillo, para ellos se puede convertir en todo una odisea. En el mercado existen cubiertos, vasos, abridores, platos etc para hacer la vida mucho más fácil.

Ayudas para vestir

Algo tan sencillo como calzarse puede resultar una tarea imposible a una persona con movilidad reducida. Con la ayuda de un pone medias, un calzador largo o un calzador de medias de compresión la persona puede realizar esta tarea sin esfuerzo. Cuando se tienen problemas de movilidad en las manos resulta muchas veces complicado abrocharse un botón o subir una cremallera. Los abrochabotones y subecremalleras ayudaran a realizar esta labor.

Ayudas en la camar

Otro ejemplo lo podemos tener en las camas articuladas. Son camas de patas con barandillas abatibles, cabecero, piecero y colchón, que llegan a soportar un peso máximo de 135 kilos.Se trata de camas completamente eléctricas en la que podemos levantar tanto la parte de la espalda como la de las piernas, con lo que eso favorece a las personas que tienen reducida su movilidad. Además, como nos cuentan desde Cuidaria, sus propios técnicos montan la cama a la altura que más cómoda les resulte al paciente.

Grúa de bipedestación de personas

Esta grúa nos facilita principalmente dos funciones diarias: El cambio de pañal y las transferencias del usuario. Este modelo de grúa es muy reducido para tratarse de una grúa de bipedestación. Cuenta con un ancho de 54cm y un largo de 113cm. La grúa soporta un peso máximo de 200 kilos. Ahora bien, es imprescindible para el uso de este tipo de grúa que la persona se pueda mantener en pie con la ayuda de la grúa.

Pastillero

Un pastillero de plástico incorpora un corta pastillas para una mayor comodidad. Corta las pastillas en dos partes. También funciona como triturador, para mezclar las pastillas con bebidas o comidas, con lo que este supone para los más mayores. Está dividido en varias secciones para que organizar cómodamente las pastillas. Además, tiene un tamaño perfecto para llevar siempre con ellos.

Sillas de ruedas

¡Cómoda y transportable! Una increíble silla de ruedas plegable que cuenta con ruedas traseras hinchables, dará una ayuda para la movilidad segura tanto en interior y exterior. Muchas veces nuestros mayores logran su independencia gracias a tener una silla de ruedas.

Carrito de la compra

Todavía hay muchas personas mayores que al estar solas tienen que salir a comprar. Eso se convierte en un martirio, ya que es complicado de manejar las bolsas y de llevar el exceso de peso. Por eso lo mejor es adquirir un carrito de la compra. para los amantes de un estilo de vida saludable y para los que compran en el barrio. Tiene un diseño muy ligero y además es muy práctico y compacto. Y una vez que está hecha la compra, es el momento de abrir los tarros de comidas. Algo que no es fácil ni para las personas de 30 años. Por eso, un gran invento es la compra de antideslizante moldeado en forma cónica que permite un buen brazo de palanca para la apertura de tarros. Es algo muy adecuado para personas con debilidad en los miembros superiores o artritis.

Lupa de cuello

Son muchos los mayores que se entretienen viendo revistas o incluso los más atrevidos viendo informaciones en las páginas webs gracias a las tablets. Ahora bien, la vista no es la misma y hay que echar mano de otros factores. Una buena solución es la compra de una lupa de plástico que se apoya en el cuerpo para poner el visor en posición sin utilizar las manos. El área central de gran aumento es ideal para el trabajo a corta distancia.

Hay un montón de artículos de ortopedia que nos puede hacer que nuestros mayores lleven una vida mucho más fácil. Solo es cuestión de echar un vistazo y comprobar cuál es el que más se amolda a la situación de nuestros mayores.