Padres libres de pagar pensión de alimentos a hijos ninis

Padres libres de pagar pensión de alimentos a hijos ninis

La pensión de alimentos siempre ha sido un tema bastante polémico en nuestro país, al igual que ocurre, probablemente, en la mayoría de países. Mientras que algunos progenitores se pasan años luchando en los tribunales para que su ex pareja les pague la pensión de alimentos que tenían acordada ante los tribunales tras la separación o el divorcio del matrimonio, otros la pagan regularmente a jóvenes de más de 20 años que podrían valerse por sí mismos pero deciden no hacerlo.

Sin embargo, esto se ha acabado. Recientemente un tribunal ha liberado a un padre de pagar la pensión de alimentos a su hijo, que no estudiaba ni trabajaba. Esta sentencia crea precedente para todos aquellos “ninis” que viven a costa de la pensión de alimentos que reciben regularmente por parte de uno de sus progenitores.

Este caso en concreto versa sobre un joven de 25 años que durante los últimos 10 sólo ha cotizado durante 7 días. El joven, además, dejó los estudios hace años y ni siquiera consiguió su certificado de educación general básica, por lo que el tribunal estimó el recurso presentado por el padre por dos motivos: el joven de 25 años no ha hecho nada para disfrutar de la pensión, ni tampoco ha mostrado interés ni por los estudios ni por el trabajo. La sentencia concluye que se declara extinguida la pensión de alimentos que el demandante paga a su hijo.

Algunos se burlan deliberadamente de los tribunales

Y es que no hay derecho a que nadie se sirva o se ampare en la ley para faltarle al respeto a otra persona y esto es algo que, con la pensión de alimentos, se hace mucho en nuestro país. Progenitores que dejan de pagar durante años y saltan de juicio en juicio sin soltar un solo euro mientras que la otra parte lucha cada día por darle a sus hijos algo que llevarse a la boca, unos estudios y unos zapatos con los que caminar y, en el otro lado de la balanza, adolescentes y jóvenes que se acomodan debido a lo que reciben y deciden no trabajar y tampoco estudiar para seguir cobran la pensión y vivir a expensas de sus padres.

Es posible que las leyes deban cambiar en este país, e incluso encrudecerse para evitar que algunos pasen de rositas sin aportar un solo euro para la educación de sus hijos pero, hasta que eso ocurra, lo mejor que podemos hacer es contar con unos buenos profesionales que velen por nuestros intereses. Un gran abogado de reclamación de pensión de alimentos lo encontraremos en pensiondealimentos.net, donde nos asesorarán y acompañarán en todo el proceso con el fin de conseguir lo que es justo, tanto por una parte como por la otra.

Deja un comentario