La alimentación juvenil en España necesita una mejora sustancial

La alimentación juvenil en España necesita una mejora sustancial

El asunto que os traemos en el día de hoy no deja indiferente a nadie y es uno de los más importantes a la hora de conseguir una calidad de vida importante. En los párrafos que siguen os hablaremos de la alimentación en nuestro país, un asunto que muchas veces es objeto de debate y del cual nosotros os vamos a contar la verdad y nada más que la verdad. Y esa realidad nos dice lo siguiente: en España no nos alimentamos bien. Y tenemos que poner todo nuestro empeño en conseguir darle la vuelta a esta situación.

Es una verdadera lástima que, en un país como el nuestro, en el que se dispone de una de las gastronomías más potentes de todo el mundo, los habitantes no estemos todo lo bien alimentados que podríamos. Es cierto que, en muchas ocasiones, la culpa de esto no es nuestra. La sociedad en la que vivimos nos obliga a comer fuera de casa y rápido, lo que no nos deja tiempo para cocinar los alimentos que de verdad querríamos para permanecer completamente sanos y evitar así cualquier tipo de riesgo para nuestra salud. Es una verdadera lástima que así sea.

Lo que venimos apuntando, como es lógico, está documentado. Y lo podéis ver, por ejemplo, en una noticia publicada en el portal web Universia en la que se apunta que el 70% de los españoles no se alimenta bien. Hay un dato de los que se mencionan en ese texto que nos preocupa especialmente: y es que ahora hay el triple de niños obesos que hace 15 años. Esto supone un problema que podríamos considerar como grave y al que tenemos que poner solución con la máxima de las celeridades si no queremos que la salud de los más pequeños se vea afectada.

Y, para más inri, os dejamos por aquí el enlace de una noticia publicada en el portal web del diario Heraldo en la que se indica que el 83% de los españoles considera que los jóvenes no se alimentan bien. Teniendo en cuenta que en todas las familias hay gente joven y que muchas de las personas que han participado en esa encuesta conocen de primera mano a alguien de corta edad, está claro que el dato es fiable y que se corresponde con la realidad en la que nos movemos. La conclusión es que hay que poner todos los medios para hacer de la alimentación de los jóvenes algo mejor.

Tenemos un problema con la alimentación de los jóvenes en España y los expertos aseguran que, en buena medida, el problema se debe a la falta de consumo de productos caseros y la sustitución de éstos por productos relacionados con la comida rápida. Es evidente que hay que ponerle una solución a este asunto. Los profesionales de Hida, especialistas en la fabricación de tomate frito casero,  han apuntado en múltiples ocasiones que existe una enorme cantidad de beneficios para la salud en una persona en desarrollo cuando se alimenta con productos caseros. Y es que la producción de este tipo de productos especialmente para un público como lo es el juvenil o el infantil puede dar muy buenos resultados.

El apoyo de las instituciones, fundamental

Es evidente que, en un país como lo es el nuestro, el apoyo de este tipo de productos por parte de los organismos oficiales es una necesidad absoluta. Desde todos los niveles de gobierno se es consciente del problema alimentario de muchos de los jóvenes de nuestro país, así que es imprescindible que, para poner una mejor solución, se cuente con apoyos no solo en materia de declaraciones, sino con subvenciones y ayudas a las entidades que se encarguen de producir recetas o productos caseros.

La verdad es que, hasta ahora, ese apoyo no ha sido todo lo grande que nos hubiera gustado, pero esperamos que la cosa empiece a cambiar más pronto que tarde porque son muy evidentes los signos de esa mala alimentación de la que venimos hablando. Por poner un ejemplo, hablaremos de esa obesidad entre los jóvenes que ya hemos mencionado y que tantos problemas puede traer para su futuro. Desde luego, si no tenemos cuidado con este tema, los riesgos para la salud de este grupo de población pueden ser muy importantes. Y llegarán más pronto que tarde.

Estamos en un país en el que, como ya hemos comentado, tenemos una gastronomía de lo más importante. Un país en el que, además, contamos con una variedad de productos de nuestra tierra que es la envidia no solo de todo el continente europeo, sino de todo el mundo. Aprovechémoslo en nuestro beneficio, para cuidar de nuestra salud y para, en definitiva, tener una vida mejor. Es algo que nuestro cuerpo agradecerá de una manera realmente grande. De lo contrario, ya sabemos lo que nos espera.