El jamón ibérico sienta bien a nuestra economía

El jamón ibérico sienta bien a nuestra economía

Nos encontramos en un país en el que la gastronomía es uno de los grandes pilares de la cultura. No en vano, España tiene una serie de productos que pueden ser considerados como manjares… y no solo por parte de las personas que hemos nacido y crecido aquí, sino también por parte de todas aquellas personas que nos visitan. Hablamos de la paella, de las migas, el pulpo, el queso, el vino… y, cómo no decirlo, el jamón. Como podéis comprobar, tenemos una variedad de productos que son una auténtica referencia en el sector alimentario europeo y mundial.

En los párrafos que siguen, os vamos a hablar del jamón, un producto por el que se conoce (y mucho) a nuestro país más allá de nuestras fronteras. Pocos productos tienen la fama del jamón en España, un país en el que, como es lógico, no ha hecho falta hacer demasiada promoción para poner en valor todo lo que tiene que ver con el jamón. En lo que al plano internacional se refiere, el jamón ha sido uno de los responsables de que nuestro país tenga una buena fuente de beneficios en lo que respecta al sector alimentario.

Fijaos en alguno de los datos que nos dejó el consumo de jamón en el año 2019. Según una noticia publicada en la página web de la agencia de noticias Europa Press, el 65% de los europeos (casi dos de cada tres) consume jamón ibérico y dos de cada diez van a aumentar su consumo en el futuro. Y es que este producto no es solo uno de los más destacados en el presente, sino que también tiene un gran futuro por delante. Desde luego, esto solo puede traer cosas positivas para nuestros intereses. Y es que el jamón es un seguro de vida para los españoles.

Por otro lado, una noticia publicada en la web Agro Digital informaba de que España, en el año 2018, había superado a Italia por primera vez en lo que respectaba a la exportación de jamón curado, lo que pone de manifiesto que nuestro país es una referencia en diferentes tipos de jamón. Desde luego, esto va en beneficio de nuestros intereses y en lo que tiene que ver con la imagen de marca que se asocia a un país como el nuestro. No cabe la menor duda de que esta es una de nuestras mayores y mejores señas de identidad.

Hay que ser claros: España es conocida por su gastronomía, sí, pero esa gastronomía no sería nada de no ser por un producto como el jamón ibérico. De los productos típicos de nuestro país, es el que más se consume con diferencia… y el que más se demanda a través de Internet. Es lo que nos han comentado recientemente los profesionales de Iberjagus. En su opinión, el jamón no solo ejerce una influencia tremenda en el mercado alimentario español en el presente, sino que va a perpetuar ese dominio de cara a los próximos años.

Un producto con un gran bagaje a sus espaldas

Los beneficios que ha proporcionado el jamón a nuestras empresas han sido tremendos a lo largo de los siglos. Estamos hablando de uno de los productos que ha caracterizado a nuestra alimentación desde hace mucho tiempo y cuyos conocimientos en su elaboración han ido pasando de generación en generación hasta convertirse en uno de los procesos con más tradición de todos aquellos que se han ido realizando en el interior de nuestras fronteras. Y es que no es para menos. Un producto con ese sabor bien merece que asi sea.

Hay que tener en cuenta, al tiempo que cometamos todo lo que hemos comentado hasta ahora, que hay zonas de nuestro país que son especialmente conocidas por su elaboración del jamón y que tienen un gran turismo a causa de ello. Y es que también nos parece normal que así sea. Un producto como el jamón se lo merece. Y no todos los alimentos tienen la capacidad de hacer eso posible. Es algo que ya ha quedado claro y que ha servido para ensalzar los valores y logros de un jamón que va a seguir siendo una referencia en materia alimentaria en nuestro país.

No nos cabe la menor duda de que va a seguir habiendo muchísima gente, y de todo el mundo, que siga disfrutando de uno de los manjares de este mundo. La verdad es que son cada vez más personas de cada vez más culturas las que caen en las garras de un producto que, desde luego, no es que esté marcando una época, sino que lleva dominando el mercado durante una cantidad brutal de años. Y así va a seguir siendo, que a nadie le quepa duda alguna. Es muy difícil, por no decir imposible, que un producto le gane la partida en cuanto a sabor al jamón.