¿Conoces las últimas tecnologías en odontología?

¿Conoces las últimas tecnologías en odontología?

El mundo de la odontología es uno de los que más está conviviendo con las nuevas tecnologías, pues es un sector donde la innovación es muy bien recibida. Siendo una rama que está sujeta a tantos cambios y donde las nuevas herramientas y aparatos son tan importantes que todos esto temas se cuidan mucho, no solo por la apuesta por estar a la última, también si vamos a la mejora continua en los tratamientos.

Los grandes avances a nivel tecnológico suponen una gran revolución para esta especialidad de la medicina, por lo que hay grandes ventajas cuando queremos hacer diagnósticos y tratamientos con mayor seguridad y rapidez.

Cmlodontologos, desde su posición como una de las clínicas referentes del sector, piensan que mirar para otro lado cuando de tecnología se trata, es cometer una gran equivocación en la odontología.  Lo mejor para comprender todo esto, es mirar atrás y ver la forma en la que la tecnología está influyendo en el campo de la odontología.

Hay que basarse en los consultorios del siglo XIX, partiendo de una serie de instalaciones que ciertamente daban casi pánico. Esto es lo que hizo que fuera tomando mala fama y hasta miedo de ir al dentista.

Si vemos en museos o leemos en los libros cómo era todo antiguamente, lo podemos ver, pero no hace falta irse muchos años. Pues si en las últimas décadas se ha avanzado mucho en este sentido.

Radiografías en odontología

Hay que pensar de que las radiografías que desde hace ya años estaban presentes en los consultorios de odontología, pero esta mejora está realizada tanto a nivel de imagen como en la resolución de las mismas.

En la antigüedad, las Rx tardaban bastante a la hora de revelarse, por lo que la visibilidad de las imágenes no eran buenas y solían dar pie a muchas confusiones. Actualmente todo esto ha ido cambiando con las mejoras producidas, donde ahora se pueden hacer tac y las imágenes se verán en 3D.

Sedación dental

En este apartado no se puede decir que no hayamos tenido grandes mejoras a nivel tecnológico, pero tampoco se puede dejar de pensar que, merced a la sedación consciente que es usada en el campo dental, se puede dar solución a los pacientes que usando los métodos anteriores y que han tenido una experiencia mala. En este campo se puede comprobar como la medicina como tal tiene una relación especial con la odontología.

Todo esto es por la razón de que los medicamentos van evolucionando y cada vez van siendo de mayor potencia y fiabilidad así se puede hacer trabajos mejores y con menos fallos.

Escáner intraoral e impresora 3D

En este campo se ha producido una revolución evidente, puesto que todavía estamos ante una gran parte de aspectos que se pueden mejorar. Todo esto ha ido llevándonos a una serie de resultados en odontología que son realmente sorprendente.

Los escaner intraorales en 3D son aparatos con los que es posible hacer impresiones digital en tres dimensiones en la boca de un individuo. Estamos ante un procedimiento que se produce cuando el paciente va a someteré a tratamientos de ortodoncia, donde va a ser necesaria la toma de registros de la boca.

El caso es que tradicionalmente, la forma en la que se producen estas impresiones era introduciendo una cubeta que tenía una pasta en la boca de los pacientes.

Muchas clínicas ya usa este tipo de escáner en bastantes tratamiento, aunque si que es cierto que hay muchos que siguen con el tradicional método, aunque se dice que dentro de cierto tiempo, el molde de pasta es susceptible de desaparecer.

La tecnología avanza muy rápido y ya se puede ver que en el campo odontológico es una realidad que casi cada mes nos depara importantes avances, que están ayudando a que los pacientes tengan menos dolores o se sometan a tratamientos más eficaces. Si vamos a los profesionales estos tienen más precisión en sus trabajos.

Unos avances que están beneficiando a todos los campos y que no solo no se van a quedar aquí, pues se esperan que en menos de lo que pensamos, la inteligencia artificial será de gran ayuda para que todas las herramientas estén interconectadas y se pueden llegar a tener unas mejores intervenciones en las que la seguridad será mucho mayor.

No estamos ante una elección, pues la tecnología en todos lo sectores pero en especial en el sector dental es un tren en el que hay que subirse o de lo contrario se corre el peligro de que la clínica se quede anquilosada en el tiempo y los pacientes del siglo XXI son exigentes.