Conoce las oposiciones de educación

Conoce las oposiciones de educación

Convertirse en profesor es un gran sueño para miles de personas desde que son muy pequeñas. La vocación o las ventajas de todo tipo que tienen esta clase de puestos de trabajo hace que todos los años se presentes miles de personas a las plazas que aparecen en la oferta de Maestros para Primaria o a los Profesores de Secundaria. Vamos a saber más sobre ellas.

¿Cuántas plazas de Educación hay?

Lo primero que hay que saber es que las oposiciones de educación son autonómicas, por lo que la cantidad de plazas y convocatorias va a depender de lo que decidan los entes autonómicos.

Con ello ya tenemos una serie de ventajas, como la de presentarse a unas oposiciones en la comunidad y no tener que desplazarse lejos de casa. Ojo, que no queremos decir que no sea posible presentarse en otra comunidad.

Sí que es cierto que el número de plazas va a depender de la comunidad y de las necesidades, pero lo que el número de plazas, es bastante alto. Las pruebas que se proponen no suelen ser distintas entre unas y otras comunidades.

Existen en estas oposiciones muchos puestos, los cuales además también tienen distintas especialidades, caso de las de maestros de inglés, literatura, matemáticas, etc.

No olvidemos también que la frecuencia con la que se convocan los puestos también es importante, todos los años hay convocatoria, alternándose los profesores y los maestros de primarias.

¿Cómo son las pruebas de Maestros y Profesores?

Por lo general estas pruebas se dividen en parte diferenciada o eliminatoria. En la primera hay que contemplar un ejercicio de carácter práctico para que el aspirante pueda tener las habilidades más adecuadas para el puesto en cuestión, así como el desarrollo de una tema que deberá elegirse entre un número que se extrae al azar.

En la segunda parte, existe una presentación y posterior defensa de la programación didáctica, así como la preparación y exposición de una unidad didáctica.

Lo que mucha gente no sabe es qué es realmente una programación didáctica, pues es un documento que se hace cada curso en el que puede verse el plan de tareas para lograr una serie de objetivos a nivel docente.

Si hablamos de la programación didáctica, deberá hablar del currículo vigente de la Comunidad Autónoma en la zona donde se quiera opositar y también en la especialidad en la que se quiera optar.

En ella es donde se concretan los contenidos, objetivos, criterios para la evaluación y la metodología que se tiene que usar.

En las propias bases de la convocatoria van a estar indicados en los formatos que sean necesario y en su extensión que debe oscilar por lo general entre los cincuenta o sesenta folios.

Algunas de las ventajas que supone ser docente

El trabajar de profesor, en un sector como es el público es de lo más ventajoso, algo de lo que queremos hablar ahora.

Vas a tener un empleo estable, lo que es una ventaja en esta época, pues la estabilidad y el tener un trabajo para toda la vida es de gran valor.

De igual forma, también es una profesión que en su mayoría es vocacional, por lo que suele ser de lo más satisfactorio para quien trabaja en este sector.

Las vacaciones son unas de las evidentes ventajas que tiene ser profesor. Como coincide con el calendario laboral, los profesores cuentan con más fiestas en el año y dos meses de vacaciones en época estival, lo que tiene gran valor para muchas personas.

La conciliación y la vida familiar también es altamente valorado, pues no deben preocuparse por los horarios de los escolares, pues son coincidentes con los de los hijos.

Se produce un desarrollo y un aprendizaje de manera constante, ya que los profesores ahora están obligados a estar actualizados, esto no es como hace años, donde los profesores repetían y repetían los temarios hasta la extenuación.

Un trabajo que no es rutinario, pues como nos dicen los ya profesores de preparadoringlesprimaria.es, es imposible aburrirse cuando eres profesor o maestros, ya que se trabaja con multitud de grupos y de personas distintas, lo que hace que haya que afrontar multitud de retos y situaciones.

Todo podríamos resumirlo en la libertad, pues los profesores tienen cierta libertad en sus métodos, pues no es un trabajo donde se tenga la supervisión total por parte de los jefes.

Con todo lo que hemos contado, seguro que ya tienes un poco más claro los grandes beneficios y las razones por las que tantos opositores preparan con ilusión estas oposiciones.