Las limusinas de lujo, una tendencia

Las limusinas de lujo, una tendencia

Empresas del sector como Alquiler Limusinas Bilbao han visto como el número de parejas que optan por las limusinas como el medio de transporte para las bodas de lujo. Desde luego que es complicado igualar la elegancia que proporcionan las líneas de limusina y según ellos, esta es la principal causa de que sea un sector que haya crecido enormemente. Complicado igualar el sacar una ovación a cada uno de los invitados cuando vean llegar a la novia en una limusina de lujo.

Una interesante opción

El mercado de limusinas es enorme, no solo hablamos de las tradicionales norteamericanas, también han ido apareciendo las basadas en SUV y algunas otras que han ido apareciendo o desapareciendo, como los tradicionales Hummer limusina que todavía vemos por nuestras calles aunque sea un modelo que hace años que no se fabrica.

En una boda, los coches también son un complemento atractivo y las limusinas suelen decorarse para tan magna ocasión. Normalmente se eligen flores para adornar el coche. A la hora de conducirse, los chóferes privados suelen ser los profesionales que las llevan, como es lógico, uniformados elegantemente y con la experiencia necesaria para poder conducir un coche de grandes dimensiones como es una limusina.

Por dentro las compañías suelen tener el interior repleto de confort e impecable, pues todo está destinado a que la limpieza y el lujo sean los protagonistas. Muchas empresas optan por darle un toque a la celebración del compromiso con una botella de cava o champán en el interior, para disfrutar de una copa mientras se pasea por las calles de tu ciudad.

En el caso de que la limusina sea un SUV, estos suelen llevar grandes equipos de sonido en el interior, lo que puede hacer que el recorrido sea aún más mágico. Las cualidades que tienen las limusinas de lujo hace que sea tentador no alquilar una de ellas para una boda o un evento especial, caso de despedidas o diferentes celebraciones.

El caso es que el sueño que es ir en limusina, todo un símbolo del lujo y de la opulencia, cada vez se ha puesto más fácil para todo el mundo. Algo que debemos saber es que no todas las empresas ofrecen lo mismo.

Si se quiere tener limusinas para una boda lujosa, no debemos irnos a la primera empresa que nos ofrezca un coche, Hay que proceder a informarse como es debido, conociendo los servicios y cada uno de los modelos. No solo hay que buscar un coche de gama alta, merece la pena optar por una experiencia.

¿Cuál es el origen de las limusinas?

Las limusinas provienen de la región francesa de “Limousine” en la que los pastores acostumbraban a llevar una prenda de vestir que tenía capucha para la protección de la lluvia o el frío. A comienzos del siglo XIX, las familias de dinero optaban por llevar coches de caballos, especialmente para ir a los eventos sociales. Esto hace que el origen de las limusinas esté basado en la incorporación de las debidas protecciones para un coche que solían recordar a aquellas capas que tenían los campesinos.

Historia de Las Limusinas

Como el estatus social de los dueños de estos coches era elevado, pensaron que el conductor de la limusina tendría que tener una cualificación destacada, lo que terminó haciendo que el chófer fuera una profesión altamente especializada. El chauffeur, como se dice en francés, demandaba que tuviera educación, vocación de servicio y una gran discreción.

La llegada de los coches motorizados, hizo que apareciesen las primeras limusinas con motor sustituyendo a los tradicionales coches de caballos. Generalmente se asociaban al lujo y a un estatus social de lo más elevado. La característica diferencial hacía que se dividiese, la zona de pasajeros y las del chófer que se encargaba del servicio.

Como color, el elegido era el negro. En la actualidad, podemos decir que se ha mantenido esa norma del uniforme que se puso para el encargado de la conducción.

¿Cómo se fabrican las limusinas?

Las limusinas están elaboradas partiendo del chasis de un sedán, normalmente de marcas lujosas, donde se corta por la mitad y pasa a alargarse hasta un cierto límite que marcan los soportes que se necesitan para poder estabilizar la estructura.

En la zona del pasajero, son sustituidos los asientos por sofás, mueble bar, jacuzzi, pantallas de televisión y toda clase de caprichos y lujos que puedan satisfacer a los clientes. Aunque ha sido un vehículo que siempre se asoció a ricos y famosos, los servicios de alquiler, han hecho que todo el mundo que así lo desee pueda disfrutar de este interesante servicio.