El culturismo, una actividad mucho más elemental de lo que parece

El culturismo, una actividad mucho más elemental de lo que parece

Solemos escuchar a menudo a diferentes profesionales que hacer deporte tiene una enorme cantidad de ventajas. No solo mejora la resistencia física de las personas, sino que además ofrece una posibilidad de diversión a quien lo practica. Además, y también según lo que nos indican algunos profesionales de la salud, también contribuye de manera sustancial a mejorar la salud de las personas. Y es que el deporte es una manera de mejorar y alargar nuestra esperanza de vida.

Pero parece que no todo el mundo está de acuerdo en eso. Hay una pequeña corriente (por suerte, como decimos, pequeña) que defiende a capa y espada que el deorte puede llegar a ser perjudicial para nuestros intereses. Debemos decir que, si esta clase de personas se refieren a lo que tiene que ver con las lesiones, éstas se pueden prevenir y tratar sin que haya nada que lo impida. Pero no, parece ser que hay una crítica al deporte que es compartida entre un sector de nuestra población y que no está del todo fundada.

El foco de estas críticas ha sido, de un tiempo a esta parte, el culturismo, al que le quieren dar una fama que realmente no se merece. Desde luego, es evidente que esta actividad requiere de un esfuerzo continuo para ganar masa muscular, fuerza y potencia. Pero en ningún caso está demostrado que esto sea incompatible con la salud. De hecho, si tuviéramos en cuenta los problemas de los deportistas de diferentes especialidades, quizá nos encontraríamos con que el culturismo no es el deporte en el que el cuerpo más sufre. Hay que informarse y hay que hacerlo bien.

Podemos poner pruebas de lo que estamos diciendo. Y es que tenemos dos ejemplos claros de culturistas que, viviendo por y para este deporte, se mantienen más sanos que nunca. Uno de ellos es Phil Heath, quien en 2016 había ganado por sexta vez consecutiva el Mundial de esta especialidad y cuyo perfil era analizado por el diario El País en un artículo publicado en noviembre de ese mismo año.

Otro artículo, en este caso publicado en el diario 20 Minutos, hacía un análisis de Daniel Peralta, el campeón del mundo sub 16 de culturismo. A pesar de que, según él mismo indicó en dicha entrevista, en competición se puede llegar a pasar hambre, este es el único inconveniente de una actividad como tal. Teniendo en cuenta que esto sucede en contadas ocasiones, lo cierto es que no se puede criticar con tanta vehemencia una actividad como el culturismo. En especial porque, además, existen maneras de combatir ese hambre.

Muchas personas se preguntan por qué tanta gente ha empezado a apostar por el culturismo si, según la información que les llega, puede ser perjudicial en tanto en cuanto, según varias personas ligadas a esta actividad, se pasa algo de hambre en épocas de competición. La respuesta es simple. Existe mucha gente a la que le gusta el culturismo y que no sufre esto principalmente porque cuida de su alimentación incluyendo proteínas. Así nos lo han contado recientemente los profesionales de Sfy Nutrition.

Una moda que sigue en aumento

La moda del culturismo ha llegado a España con la firme intención de quedarse y de comenzar a situarse como una de las actividades de referencia de los españoles. Este es el principal motivo por el cual andan tan ilusionados quienes practican esta actividad. De hecho, es evidente que el número de practicantes del culturismo ha crecido de una manera más que destacable en los últimos tiempos. Y estamos convencidos de que va a ir a más. Tanto en España como en el resto de países de nuestro entorno es evidente que esta moda va en aumento.

Debemos tener clara una cosa, y es que si el culturismo ha conseguido una cierta fama en nuestro país es por algo. Y es que muchas personas están encontrando en esta actividad una motivación que les permite afrontar su día a día con más energía y vitalidad, dos elementos que son fundamentales y que por supuesto no deben ser olvidados por ninguna de las personas que componen nuestra sociedad. Y es que esta actividad es bastante más adecuada de lo que aseguran por ahí.