Trabajadores autónomos y seguros privados de salud

Trabajadores autónomos y seguros privados de salud

Si estas empezando a plantearte comenzar o continuar a partir de ahora tu futuro laboral como autónomo o quizás a la vez estés ideando cómo dar forma o crear una pequeña o mediana empresa con algún empleado, uno de los puntos a tener en cuenta es buscar información para que ver qué tipo de cobertura médica te interesa. En este caso, en Adeslas en Rivas te podrán asesorar y proporcionar la mejor información sobre el tipo de seguro médico que mejor se adapte a las necesidades de cada cliente, buscando obtener siempre una atención médica privada y de calidad, sin copago, y en la que su oferta disponible en el mercado abarca varias casuísticas como pueden ser la atención médica en cualquier lugar del mundo, riesgo de accidentes dentro del ámbito laboral o fuera de él, seguro bucodental con acceso inmediato, etc. Su oferta es el mejor seguro que se puede contratar en la actualidad al mejor precio, y que más interesa a los autónomos.

El Régimen Especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social aumenta cada año, actualmente la cifra se sitúa en torno a los tres millones de afiliados, por lo que se consideran un colectivo importante en la economía de nuestro país al que la sanidad pública, aun siendo una de las mejores del mundo, no acaba de cubrir todas las necesidades específicas que tiene este colectivo, por ello un número importante de ellos eligen compatibilizar y pagar el mínimo de cotización a la seguridad social y contratar un seguro privado de salud.

¿Qué beneficios aporta esta decisión a los trabajadores autónomos?

Todos sabemos que este tipo de trabajadores trabajan de media más horas que un trabajador por cuenta ajena, pues ya solo en desplazamientos para ver trabajos, dar presupuestos, etc., pierden muchas horas de su valioso tiempo, por lo que a veces ocurre que si se ponen enfermos o necesitan ir al médico para una revisión en la Seguridad Social deben esperar días o incluso meses para que los atiendan si se trata de la consulta de un especialista, o en el mejor de los casos, puede que tengan que perder media mañana esperando que les toque su turno, por ello muchos se inclinan por los seguros de salud privados, donde prácticamente no hay listas de espera y existe una mayor facilidad para que el usuario elija el horario que mejor le convenga,  encontrándose por tanto con que existe una mayor agilidad y rapidez para atender al paciente, tanto en consultas médicas como en la realización de pruebas diagnósticas.

Pero hay más ventajas para los autónomos a la hora de contratar un seguro médico privado, entre las que se encuentran:

– Dentro de un cuadro médico predeterminado, el seguro cuenta con la posibilidad de poder escoger el médico que lo atienda, así como el centro hospitalario.

– Servicios de urgencia en centros médicos de la compañía, por lo general menos masificados que la sanidad pública.

–  Posibilidad de optar por una segunda opinión médica.

– En caso de hospitalización, las habitaciones son individuales y están habilitadas para que un acompañante pueda pasar la noche en una cama o sofá.

– A los beneficios médicos, hay que añadir un beneficio fiscal, puesto que es un gasto deducible en el IRPF. Así podrán deducirse las primas que se paguen por el seguro médico, tanto del autónomo como el de su cónyuge y de hijos menores de 25 años que convivan con él, con un límite máximo de deducción de 500€ por persona y año.