Senderismo y espeleología, actividades de aventura

Senderismo y espeleología, actividades de aventura

Con la llegada del calorcito parece que nos entran a tod@s unas ganas locas de practicar deporte. Deportes acuáticos, aéreos o terrestres, el caso es salir de la rutina diaria y mover un poco este cuerpecito que la naturaleza nos ha dado y que tan pocas veces cuidamos como debiéramos. En los últimos tiempos, algunas actividades, como la espeleología o el senderismo, se están poniendo de moda entre los españoles y españolas. Y es que no hay nada mejor que una escapada al corazón de la naturaleza y escudriñar cada rincón de la misma, para darse cuenta de quiénes somos y de dónde venimos.

El caso es que los deportes de aventura aumentan con la llegada del verano, pero ojo, que hay que tener en cuenta que la práctica de estos deportes no está exenta de riesgos, y por eso no debemos lanzarnos a explorar cuevas o a recorrer terrenos abruptos sin tener ni la más remota idea de cómo hacerlo. Igual que todo, la práctica de estos deportes implica poseer cierto tipo de conocimientos al respecto.

La espeleología, es la ciencia que investiga las cavernas y las cavidades subterráneas, y no todo el mundo tiene el valor de practicarla, ni tampoco la preparación física. Esto quiere decir que no todo el mundo vale para esto, y se requieren ciertas nociones y también cierta destreza y antes de adentrarnos en estos paisajes debemos conocer perfectamente el terreno, saber a lo que nos vamos a enfrentar. Y en este contexto, la figura del profesional experto en espeleología  es fundamental.

Uno de los mejores lugares para practicar la espeleología es Nerpio, su Parque Cultural es un auténtico espectáculo al aire libre, y sus pinturas rupestres prehistóricas, totalmente integradas en el entrono, una auténtica maravilla digna de admiración.

El Abrigo de la Hoz, el Abrigo de Viñuela, el Abrigo de los Ídolos, el Abrigo de los Sabinares, la Solana de las Covachas o el Torcal de las Bojadillas, entre otros, hacen las delicias de todos sus visitantes. Restos prehistóricos de un enorme valor estético y cultural. Por eso, si estás por Murcia o Albacete, aprovecha para realizar esta actividad tan interesante. El Cortijo El Sapillo, en Nerpio, te da esta oportunidad, entre otras, ya que también se pueden practicar actividades como el senderismo, el tiro con arco o la tirolina. Esta casa de turismo rural, data del siglo XVII, estando a día de hoy totalmente reformada para ofrecer a sus huéspedes el mejor espacio para sus vacaciones o sus escapadas de fin de semana. Esta es una casa de turismo rural aislada y rodeada por la naturaleza de la zona. Su entorno invita a pasear relajadamente por cercanos bosques donde se pueden observar aves y otros animales. Es un lugar ideal para el descanso y el disfrute del turismo rural, ya que además, está plagado de restos fósiles y marinos de gran valor paleontológico. Sus caminos y rutas espectaculares para el senderismo y el paseo por los alrededores, harán disfrutar a cada huésped de esta casa y de su entorno.

Algunos consejos

Antes de lanzarte sin más a la práctica de cualquier tipo de deporte de aventura, sobre todo si pueden entrañar algún tipo de riesgo, deberás tener en cuenta lo siguiente:

Es necesario llevar la ropa y el equipamiento adecuado, date cuenta que tendrás que adentrarte en cuevas o en terrenos desconocidos implica escalar, trepar, dar saltos o incluso nadar o bucear si hay mucha agua.

Además, no todos los terrenos son recomendables para todo el mundo, ya que en algunos, solo l@s más expert@s `pueden llegara a adentrase sin ninguna dificultad. Otros en cambio, son accesibles para tod@s, sin necesidad de experiencia previa o con una constitución física normal y corriente, aunque siempre se recomienda recibir algunas instrucciones básicas al respecto.

Así que antes de nada hay que prepararse, cambiarse de ropa y ponerse el equipo adecuado, y todo esto, tras recibir las debidas explicaciones, consejos y recomendaciones.

Otros lugares para practicar espeleología en Albacete serían la Cueva de los Chorros en Riopar, la Cueva de Farallón en Yeste, o la Sima de la Perla también en Yeste, todos ellos, fantásticos parajes llenos de encanto e historia.