Qué pasa si tienes una hipoteca multidivisa

Qué pasa si tienes una hipoteca multidivisa

Como todos sabemos, en España hemos tenido un gran problema de ladrillo, una enorme dificultad para hacernos con una vivienda. En nuestra cultura, los españoles hemos entendido que invertir en una casa era una forma de tener ahorros. En otros países esto se ha hecho con planes de pensiones, por ejemplo, mientras que nosotros tenemos una idiosincrasia por la que creemos que tener una casa es una manera de guardar dinero. Pero también optamos por la compra en lugar del alquiler, y se suele decir que antes dejamos de comer que de pagar la hipoteca, lo que da una idea de lo importante que es la propiedad de un techo para los españoles. Tal ha sido este empeño que muchos fueron los que tuvieron que recurrir a diferentes medidas para tratar de abaratar el precio de su hipoteca cuando sufríamos el gran boom de la vivienda. Una de estas medidas fue la contratación de hipotecas multidivisa, préstamos que son de un gran riesgo si no teneos un asesor como el bufete de abogados Durán y Durán para que nos informe de los peligros de los mismos.

Como nos explican desde este despacho de abogados, con una hipoteca multidivisa, el cliente tiene ingresos en euros, vive en euros, pero la hipoteca la paga valorada en otra divisa. Por ejemplo, hasta hace muy poco se había popularizado mucho pagarla con la moneda de Japón, en yenes. Pero claro, ahora, en plena crisis, con la fuerte volatilidad en el mercado de cambios, las consecuencias pueden ser catastróficas. Por ejemplo, cualquier persona que tenga un plan de pensiones y lo revise de forma periódica, se dará cuenta de que es una manera de ahorrar con beneficios fiscales, pero que precisamente no está sumando en intereses, si es que en realidad no está perdiendo dinero este sentido. Pero además puede pasar que el valor de tu casa haya bajado, pero que el valor de la divisa que contrataste haya subido. Puede pasar que si el cliente no puede pagar las cuotas y la ejecución del inmueble no cubre la deuda con el banco, el cliente pierda la casa y siga debiendo al banco la mayor parte del préstamo recibido. Esto es algo muy común en casas que se compraron cuando los precios estaban por todo lo alto y que ahora, después del reajuste que se ha sufrido en el mercado, el valor de las mismas puede rondar la mitad de lo pagado o incluso menos.

Sobre la hipoteca multidivisa, considerada como un abuso, el Tribunal Supremo se ha pronunciado considerando que estamos ante un instrumento derivado al que se aplica la MiFID (norma europea que protege al inversor). Por esta razón, la entidad bancaria ha debido evaluar los conocimientos y experiencia del cliente antes de ofrecerle la hipoteca multidivisa, y en caso de ofrecerla por ser un producto adecuado a su perfil, ha debido darle una información que pueda comprender y que incluya el aviso de los riesgos de apostar en el mercado de divisas. Es decir, que estamos en la misma situación que se dio en las participaciones preferentes. A un usuario, cuando le explicaban las bondades de la hipoteca multidivisa (cuando el euro estaba fuerte) no le explicaban que la divisa de referencia podía situarse muy por encima del euro y arruinar su economía además de perder la casa.

La importancia de tener un buen abogado

Es por esto que conviene luchar por nuestros derechos, y más cuando no nos han informado correctamente a la hora de contratar un producto de este riesgo. De hecho, hace poco salía en las noticias que se está estudiando la posibilidad de que los clientes sean evaluados antes de una firma para saber si han entendido todo lo que conlleva un contrato así. Pero para los que han firmado hasta ahora, es importante tener el asesoramiento de un buen bufete especialista para que reclamen nuestros derechos, como Durán y Durán Abogados, donde cuentan cun un experto en las hipotecas multidivisa que puede asegurarse de que los bancos no han cumplido con estas cautelas. Es más, mantienen que es un producto bancario al que no se aplica la MiFID (la norma europea que protege al inversor). Pero tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo podrían verse obligados a rendir cuentas de su mala conducta por no haber cumplido las normas más elementales de protección del inversor. Por esta razón, si tienes una hipoteca multidivisa, ponte en contacto con un abogado experto en derecho bancario para que te asesora y que tu reclamación llegue a buen término, sobre todo en este momento en el que los gobiernos deben apretar a los bancos para acabar con sus abusos.