Cómo mejorar la imagen corporativa de tu empresa

Cómo mejorar la imagen corporativa de tu empresa

Crear una imagen corporativa en internet es fundamental si quieres que tu empresa pueda competir en el mercado actual. Esta se convertirá en tu sello distintivo y aportará valor a la misma.

El comunicólogo profesional y docente especialista en Comunicación y Diseño, Joan Costa, define La imagen corporativa como “la representación mental, en la memoria colectiva, de un estereotipo o conjunto significativo de atributos, capaces de influir en los comportamientos y modificarlos”.

La imagen corporativa consiste en la imagen que la empresa quiere transmitir a su público objetivo, y que se implanta en el inconsciente colectivo de los mismos, identificándola directamente con la organización. Y esto no es solamente una imagen visual o un logo, sino la forma que tiene el cliente de percibir a la compañía. Es decir, incluye un elemento psicológico, de manera que cliente y empresa se identifican al compartir ambos los mismos valores.

Actualmente no podemos concebir ninguna empresa sin que esta no tenga presencia en las principales redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, y por lo tanto debe adecuar su imagen a estas nuevas vías de información, que lejos de ser una moda pasajera, han llegado para quedarse.

Crear una buena imagen corporativa, construirse una nueva reputación online, es vital para toda empresa, diferenciándola del resto, haciendo de esta una empresa competitiva, fortaleciendo la unidad de la misma y entre los usuarios, que se identifican inmediatamente con sus valores, que han sabido plasmarse perfectamente en la red. La interacción con los internautas es fundamental y lo que verdaderamente otorga valor de marca.

Para ayudar a estos profesionales existen empresas como G2,  una agencia interactiva de Sevilla especializada en internet que ofrece diseño web y marketing online. Este estudio multidisciplinar con más de diez años de experiencia, desarrolla proyectos de comunicación, identidad y marketing especializado en el entorno digital y la comunicación en internet. De esta forma empresas, profesionales  y organizaciones podrán disponer de una presencia efectiva en internet  con el objetivo de mejorar sus resultados y cumplir sus objetivos, creando que se caracterizan por su innovación aplicada y creando un valor añadido respecto a la competencia.

Algunos consejos para mejorar la imagen de empresa

La imagen corporativa representa los valores de la empresa y por tanto no conviene descuidarla. Veamos algunos consejos que ayudarán a cualquier empresa a rediseñar o crear una buena imagen de marca:

  1. Define la filosofía de la empresa, es decir, el conjunto de valores que informan sobre las prácticas empresariales y que constituye una poderosa estrategia de marketing. Por ejemplo, los principios que rigen la compañía PepsiCo son los siguientes:
  • Cuidar a nuestros clientes y el mundo en el que vivimos
  • Comunicación siempre clara y sincera
  • Respetar a los demás y tener éxito juntos
  • Vender solo productos de los que podamos sentirnos orgullosos
  • Ganar con la diversidad y la inclusión
  • Lograr un equilibrio entre el corto y el largo plazo 
  1. Céntrate en tu público objetivo, te ayudará a definir tu estrategia de marketing.
  2. La coherencia en este sentido es fundamental, y tu estilo propio y personal ha de verse reflejado en la totalidad de tus apariciones en la red.
  3. Destaca todos los puntos fuertes de tu empresa, puede que se convierta en tu mejor estrategia.
  4. Olvídate de modas e intenta buscar una imagen que pueda perdurar muchos años sin necesidad de modificarse, de lo contrario podrías perder a tu público objetivo.
  5. Mima a tus clientes, utiliza un tono familiar y amigable y ofréceles oportunidades y ventajas exclusivas
  6. Crea comunidades, es la manera más eficaz de fidelizar al cliente y de que este se sienta identificado con la empresa.

No debes olvidar que el logo y el eslogan de tu producto son fundamentales para que el público pueda hacerse una representación mental del mismo y recordarlo. Por ello has de elegir cuidadosamente los colores, ya que culturalmente se asocian a emociones determinadas que podrían influir en la decisión de compra, sin olvidar por supuesto, el estilo propio y original y la combinación adecuada de los mismos.

No dejes que te la competencia se adelante a tus objetivos y lánzate a la aventura de diseñar la mejor imagen corporativa.