Los malos tratos en el hogar

Los malos tratos en el hogar

El año 2017 comenzó en nuestro país con las peores cifras en cuanto a violencia machista se refiere y esta es una de esas noticias que nunca quisiéramos tener que escuchar, es una lastra que arrastra nuestra sociedad, a pesar de que España tiene aprobó en el año 2004 una de las leyes más avanzadas la Ley 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género,  no logra poner freno a esta escalada de violencia dentro del hogar. Durán y Durán es un despacho de abogados con bufete en las ciudades de Madrid, Barcelona y Sevilla, pero que trabaja en todo el ámbito nacional, y que ofrece asesoramiento personalizado de la mano de abogados especialistas en casos de maltrato, ya sea físico o psicológico y que están para ayudarte, para protegerte, animarte, aconsejarte y acompañarte en tu decisión para que salir de ese mundo sordo, mudo, invisible y cruel en el que una persona maltratada está inmersa.

Dentro del hogar familiar pueden darse varios tipos de maltrato:

  • Violencia doméstica. Utilizamos esta expresión para denominar al maltrato o a la violencia ejercida dentro del hogar, es decir, entre las personas que conviven y componen la unidad familiar. En esta clasificación están incluidos y se consideran víctimas la pareja, los hijos, los ascendientes, hermanos…, toda persona que conviva con el agresor, así, puede haber maltrato entre hermanos, de hijos a padres, etc. Este maltrato puede ser tanto físico como psicológico, y está dirigido normalmente contra las personas más vulnerable. El maltrato físico es más evidente porque deja huellas visibles como golpes, fracturas, quemaduras, cortes, heridas… El maltrato psicológico es más difícil de detectar ya que va minando a la victima poco a poco, produciéndole una baja autoestima, una tremenda indefensión y una dependencia total del agresor, las formas más comunes son insultos continuos, desprecio, humillación, amenazas, control del dinero, del tiempo, de la vestimenta, etc.
  • Violencia de género. En este caso la violencia se produce contra la mujer, ya sea pareja o ex pareja, haya o no convivencia, siempre que entre agresor y víctima haya una relación estable y duradera en el tiempo, no considerándose las relaciones esporádicas. La violencia de género está dirigida hacia las mujeres por el mero hecho de serlo, puesto que el agresor considera al sexo femenino inferior y por tanto debe estar supeditada a sus mandatos. Los hijos pueden considerarse víctimas de la violencia de género de forma indirecta.
  • Violencia intragénero. Se conoce así al tipo de violencia entre parejas del mismo sexo. Según estudios recientes el porcentaje de agresiones es similar en este colectivo es similar al de parejas heterosexuales, si bien estas víctimas se enfrentan además a la violencia psicológica de una sociedad mayoritariamente heterosexual que no reconoce o no sabe afrontar su problema.

¿Qué se puede hacer ante una situación de maltrato?

  • Buscar ayuda. Puede ser en nuestro círculo más cercano, familia, amigos, vecinos.
  • Llamar al teléfono del maltrato, donde facilitaran toda la información precisa sobre qué hacer y cómo denunciar la situación. Este teléfono es gratuito y no deja rastro de llamada en la facturación.
  • Solicitar información y a las asociaciones de mujeres víctimas de violencia de género.
  • Acudir a los servicios policiales, guardia civil.
  • Guardar toda la documentación personal, así como copias de denuncias y partes médicos de las lesiones sufridas.
  • Tomar fotos de las heridas y lesiones sufridas, pues cuando el médico forense te cite para el juicio tus lesiones ya habrán curado.
  • Sobre todo evitar cualquier contacto con el agresor y así como encuentros a solas.
  • Y por supuesto acudir a un abogado como los especialistas del despacho de Durán y Durán para interponer una denuncia y protegerse. En este caso, cuentan con más de medio centenar de letrados que conocen esta especialidad en profundidad y podrán echarte una mano a ti o a alguien de tu entorno que lo necesite para que deje de sufrir estos problemas y también para que no sienta miedo nunca más al ponerle una solución.