Lo último en cirugía estética

Lo último en cirugía estética

Al igual que todos los sectores van creciendo e innovando, el mundo de la cirugía estética no puede ser menos y ha avanzado mucho en los últimos años. Una de las tendencias más usadas ahora es la ecografía. Se trata de una herramienta ideal para el tratamiento y el control de los pacientes que se someten a una intervención quirúrgica. Además también llega el uso de la tecnología 3D, que permite recrear el cuerpo del paciente mostrando el antes y el después de la cirugía.

Ecografía

De esta manera, la ecografía consiste en una imagen de los órganos internos del cuerpo construida por ondas de ultrasonido. Estas imágenes se originan a través de un aparato que aplicado sobre la piel dirige las ondas de ultrasonido en profundas y capta las ondas de rebote sobre los órganos, analizándolas posteriormente y reconstruyendo una imagen que proporciona información útil y precisa. Así, sirve para detectar el tipo de relleno empleado para tratar las arrugas, permite localizar quistes subcutáneos, determinar la profundidad de algunas lesiones, controlar los implantes mamarios, o conocer la calidad y el estado de los tejidos.

Prothermic

Aquí hablamos de un equipo que está dotado de 4 tecnologías diferentes, con la particularidad de que estas pueden ser utilizadas todas al mismo tiempo, o por separado, dependiendo de la patología a tratar y del estado de saturación de los tejidos que presente el paciente. La hipertermia local produce la disminución de la viscosidad de los líquidos y coloides orgánicos, lo que facilita los intercambios iónicos en el interior del organismo. Otro efecto también sería la regeneración por contracción del colágeno profundo, que acaba produciendo una reafirmación y una reducción evidente de las arrugas, descolgamientos y otros signos de envejecimiento cutáneo. Sobre el colágeno encontraremos una contracción inmediata y una remodelación a medio plazo.

Láser metabólico

Es un tratamiento indoloro que estimula fisiológicamente el metabolismo de las grasas, y se puede aplicar en todas las zonas donde exista grasa, con o sin flacidez: brazos, muslos, cartucheras, abdomen, acumulo graso en zona lumbar… Mediante este sistema se estimula la cadena encimática fisiológica del metabolismo de las grasas y las trasforma en glicerol, ácidos grasos y agua que se eliminan por la vías linfáticas. De forma segura y efectiva para nuestro organismo, y es que todavía se escuchan o leen noticias de clínicas que no han sabido hacer bien su trabajo y han recibido una denuncia.

Dermolación

A través de la administración de calor a los tejidos internos del cuerpo se incrementa la temperatura de la dermis y la hipodermis mejorando la función celular y activando la circulación de la sangre que entre otros muchos efectos estimula la formación de colágeno provocando un efecto tensor. La grasa subcutánea también se ve afectada por este tratamiento aportando resultados lipolíticos  en el trascurso de la sesión. Mediante la actuación de este sistema  se provoca una adecuada movilización interna de los iones y un incremento homogéneo de la temperatura, lo que permite a los tejidos recuperar su actividad óptima a través de tres efectos principales: bioestimulación, microcirculación e hiperactivación.

Sin embargo, a pesar de todos estos avances, la cirugía estética más demandada sigue siendo para ganarle una par de tallas al sujetador y, por tanto, sigue siendo la estrella de las clínicas de cirugía. No obstante, y a pesar del precio que puedan prometernos, es necesario conocer la experiencia y los materiales que utilizan en la clínica por la que vayamos a decantarnos. En España, una de las clínicas más demandadas y más conocidas al respecto, es Artestética, especialistas en aumento de pecho en Albacete.