Llegan los Carnavales

Llegan los Carnavales

Llegan los Carnavales 2017 y quien más quien menos busca un buen disfraz. Mi familia y yo somos unos fans totales de los disfraces. Es una manera simpática de pasar un buen rato y soñar con ser otro personaje, algo que habría que hacer más veces al año.

El placer de disfrazarse

Total, que en mi peña vamos a realizar una noche temática y en el sorteo de roles a nosotros no ha tocado disfrazarnos de guerreros medievales y de aquella época. Con la moda que hay en los últimos años de hacer representaciones de esa época en los castillos que hay por toda la geografía de nuestro país es fácil de encontrar.

Antes teníamos una tienda de disfraces en el pueblo, pero le dueño se jubiló y sus hijos, al irse a Barcelona a trabajar, no siguieron con el negocio. Esto hizo que este año nos replanteásemos el tema y nos diera por sumarnos a los nuevos tiempos.

Buscar por Internet es bastante cómodo y no teníamos ganas de ir a la ciudad a comprar. Buscamos tiendas y la que más nos convenció fue “la casa de los disfraces“. El catálogo que tienen es sencillamente interminable, de hecho, cuando llamamos nos dijeron que incluso tenían más disfraces, pero que colgar las fotos y demás les lleva mucho tiempo y lo van haciendo progresivamente.

El caso es que en nuestra sección había vestido y trajes de todo tipo. Nos pusimos a buscar y dimos con todo, luego le das a comprar y ya tienes tu pedido que te llega cómodamente a casa. Encima tuvimos suerte y salvo a mi mujer que quizás le queda algo justo, acertamos con todas las tallas.

Lo que buscamos es, como todos los años, unos modelos que fueran originales a los que poder añadir un maquillaje que destacase. Cuando se acercan las fiestas de Carnaval, no se vosotros, pero a mí me encanta ser lo que no puedo ser en la vida real.

Seguro que os habéis preguntado de donde viene esta fiesta. En la Edad Media, el carnaval era la etapa de liberación en la que los lacayos podían invertir sus roles y disfrazarse de aquello que no podían ser.

La idea fundamental lo cierto es que no ha variado mucho actualmente, por lo que todas las personas que tengan ganas de ser por un día algún personaje de fantasía o realidad y no pueden hacerlo en su día a día, tienen la oportunidad para usar el disfraz que más les guste y completarlo con un buen maquillaje.

La verdad que ir del medievo me gusta bastante y los trajes son bien bonitos, me probé el mío y parezco un rey mago. Mi mujer es una doncella y mis dos pequeños unos miniguerreros medievales.

Espero que con lo guapos que vamos a ir seamos la sensación en nuestra peña. Os cuento, todos los años hacemos la quedada y después un concurso y el que gana se lleva un regalito o una cesta de regalos. Así que merece la pena y uno pasa un buen rato.

Lo que hicimos fue instaurar la regla de que cada año se lo lleva uno. Esto es lo mejor, porque de no haberlo así, todos subiríamos el nivel y tampoco es cuestión de competir hasta en una fiesta tan informal como esta.

Estamos seguros que este año veremos disfraces de Star Wars a diestro y siniestro, algo lógico con la fama que tiene la saga de George Lucas. Lo bueno que tenemos en mi peña es que no se puede repetir personaje o personajes, por lo que los vamos a ver, aunque con pena de que no nos hayan tocado porque somos fans de las pelis.

Llevamos como 7 años esperando que alguna vez nos toque hacer de alguno de ellos, aunque sea a mí de Chuwaca.  No hay que desesperar y alguna vez será ¿digo yo?

Lo que sí que estamos seguros es que estos disfraces, aunque no sean de la antigua tienda del pueblo, sí que tienen buena calidad y parecen muy creíbles. Dice mi mujer, que si quiero puedo aprovechar el disfraz para cuando la cabalgata de reyes y la verdad que me lo estoy pensando, pues es algo que también se hace todos los años en nuestra población ¿a vosotros os gusta disfrazaros?