La polémica está servida en el cine español

La polémica está servida en el cine español

Dicen que el cine español está de moda. Antes hacíamos españoladas y ahora dicen que en España se hace buen cine lo cual es muy gracioso porque si ves la película más taquillera encontramos a “Torrente” y todas sus secuelas. Unos aseguran Santiago Segura es el típico españolazo de antaño y yo creo que lo que es, es un tío muy inteligente. Si lo oyes hablar sabe perfectamente lo que hace, es un actor como la copa de un pino, un gran director y, sin embargo, hace películas como “Torrente”… ¿por qué?

Pues muy sencillo, porque vende, porque da dinero, porque al español le gustan esas películas y porque, además, fuera de España también tiene sus éxitos. Es el hombre más inteligente que he visto porque se está forrando con un formato que no deja de ser copia de lo que ya existía, y no una sino 5 veces ya. Impresionante. Luego tenemos a grandes directores como Amenábar, Bayona o Jaume Balagueró que también cosechan grandes éxitos y por eso decimos que el cine español está de moda ¿Y sabéis lo que opinamos aquí? Pues que lo único que está de moda en España es la polémica y que por eso mismo Santiago Segura tiene tanto éxito, porque sabe a quién meter en su cartel: Belén Esteban, Kiko Rivera y como nos descuidemos nos hace una película con Jorge Javier Vázquez haciendo de pandillero.

Y ahora os preguntaréis, ¿y a qué viene este artículo sobre la polémica que triunfa en el cine español? Pues al boicot a Trueba que está hundiendo su última película “La Reina de España”. Yo no tengo por qué defender a nadie pero me hace mucha gracia cómo algunos toman las palabras de alguien y las tergiversa de manera interesada. El director, que no se considera nacionalista, afirmó a un medio de comunicación que “no se ha sentido español ni cinco minutos” en el sentido de que se considera una persona proveniente del mundo, no de un país, no es nacionalista en ningún sentido de la palabra, ni para bien ni para mal, ni en España ni en Cataluña ni en ninguna parte, y alguien, a quien le interesa seguir moviendo todo este tema, no tardó en saltarle a la yugular asegurando que se le estaban dando subvenciones culturales para películas a un director al que no le gustaba España.

Cuidado con lo que dices…

Está claro que si eres una persona pública debes medir mucho tus palabras pero es que los medios de comunicación, entre los que incluyo las redes sociales, han llegado un punto tan extremo de manipulación que digas lo que digas puede ser sacado de contexto.

El director afirma que el boicot a su película debido a las declaraciones que dijo hace ya casi un año (por que sí, no las dijo ayer, ni anteayer, fueron dichas hace un año), le afecta, y mucho, pero tampoco va a dejarse manipular por nadie ni va a dejar de decir lo que piensa por miedo a que unos cuantos tergiversen todo lo que dice.

Ilucine, una empresa dedicada a la iluminación de producciones audiovisuales ubicada en Madrid, se muestra neutral ante la polémica y asegura que el cine español está de moda sólo porque se están haciendo muy buenas películas, en las que ellos, de alguna manera, han sido partícipes. Ahora bien, ¿Habrían tenido tanto éxito películas como “Princesas”, “Ágora” o “Mar Adentro” de no haber tenido guiones teñidos de polémica política y social? Lo dudo… y mucho.

Deja un comentario