Compra todo lo que necesites sin salir de casa

Compra todo lo que necesites sin salir de casa

Los tiempos cambian y lo que antes era lo más común hoy en día es casi parte del pasado, reciente, pero del pasado, al igual que ocurre a la inversa y es que hace tan solo quince años, nadie se imaginaba que pudiese existir una red social llamada Facebook o que WhatsApp cambiaría nuestras vidas y la forma en la que nos comunicamos para siempre. Como os decimos, hace una década teníamos los primeros móviles de forma masiva y lo común era seguir llamando al teléfono fijo mientras que hoy en día, cada vez hay menos líneas fijas en los hogares. Esta tendencia que viene dada por el gran avance tecnológico que vivimos, también ha variado nuestra forma de comprar y es que en muy pocos años hemos pasado de ir a las tiendas físicas a comprar vía web o aplicación móvil con los consiguientes cambios que esto ha traído. En lo que a compras se refiere, actualmente tenemos sitios web como Tu club de compras que nos ofertan los mejores productos al mejor precio y con un rápido envío a nuestros domicilios.

Desde hace unos años para esta parte proliferan a través de la red los comercios electrónicos y es que hoy en día a través de internet podemos comprar todo lo que nos imaginemos, desde unos calcetines hasta armas de forma ilegal en la web profunda, más conocida por su nombre en inglés que es Deep Web. Dejando a un lado las ilegalidades a las que por suerte es un número muy reducido de personas las que acuden a este tipo de compras, como os decimos, prácticamente todo lo que nos imaginemos lo podemos encontrar y es que antes salíamos de nuestras casas e íbamos comprar a los comercios que teníamos al lado mientras que ahora, con tan solo un clic, podemos adquirir cualquier producto en el lugar más remoto del mundo, que tan solo unos días después lo recibiremos en nuestros domicilios por unos pocos euros de gastos de envío.

Grandes empresas han surgido a raíz de este cambio de tendencia y es que Amazon, el gigante de las compras junto con el asiático Aliexpress hace no mucho ni siquiera eran un proyecto de negocio mientras que hoy han conseguido que sus fundadores sean multimillonarios y es que en ambos casos, funcionan como un gran centro comercial al que todos podemos acceder desde nuestros móviles, tabletas y ordenadores por lo que es mucho más fácil que nos decidamos a comprar con ellos puesto que ni siquiera tenemos que levantarnos del sofá.

Incluso las grandes firmas de automóviles han apostado por este tipo de mercado y mediante complejas páginas webs podemos programar y configurar el coche que nos guste y realizar su pedido sin tener que acudir de forma presencial a un concesionario. En este aspecto, la firma americana Tesla ha creado incluso en su propio sitio web un mercado de segunda mano para sus modelos, así como un mapa en el que podemos ubicar con exactitud sus cargadores e incluso reservar los nuevos modelos que la firma lanzará en un futuro cercano y los cuales solo conocemos por fotos.

Inditex, el gigante gallego de la moda, ha abierto en sus páginas web diferentes opciones por si a pesar de comprar de forma online, nos gusta ir a las tiendas y probar las prendas por lo que desde hace un tiempo podemos reservar su ropa y escoger entre que nos la manden a casa o ir a buscarla y probarla en uno de sus puntos de venta que tiene repartidos a lo largo de toda la geografía mundial.

El comercio online, cifras de un futuro prometedor

Que el mundo está cambiando hacia un lugar mucho más tecnológico es algo que todos sabemos, pero pocos podían imaginar las cifras de negocio que en pocos años está consiguiendo alcanzar. Solo en nuestro país, durante el año 2016, las transacciones alcanzaros cifras de facturación superiores a los 24.185 millones de euros, lo que supone que hayan sido más de un veinte por ciento superiores a las del mismo ejercicio en el año anterior y es que a pesar de lo que nos podamos imaginar, estas cifras siguen creciendo con porcentajes muy elevados año a año, por lo que el futuro pasa por aquí y no podemos echarnos a un lado.