Aumenta el negocio de la compra venta de herencias

Aumenta el negocio de la compra venta de herencias

A pesar de que esta posibilidad ya existía desde hacía bastantes años, no eran muchos los que optaban por vender su herencia antes de haberla adquirido, sin embargo, desde el periodo de crisis que azotó España y del que aún nos estamos recuperando, son muchos los ciudadanos que, tras comprobar que no pueden hacer frente a los gastos que conlleva ser heredero de alguien, prefieren vender su parte de herencia junto con las obligaciones que trae consigo.

Son muchas las empresas que, a raíz de esta creciente situación, han empezado a hacer negocio con estas herencias, comprándolas con todas las carga que contraen a un precio acordado con el heredero para, una vez despojadas las deudas y los problemas, vender los bienes a un precio más elevado.

Ejemplos

Caso A: La familia Pérez ha heredado tres mil euros en efectivo y una vivienda de 200.000 euros que trae consigo una deuda de 50.000. Si aceptan la herencia tendrán que pagar el impuesto de sucesiones, la plusvalía de la vivienda, los gastos de notaría y, además, hacer frente a esa deuda de 50.000 euros que trae consigo el piso. Debido a ello han barajado la posibilidad de no aceptar la herencia pues, al renunciar, nos confirma Alicia Velarde de Notaría Tarancón, no tendrían que hacer frente a ninguno de esos gastos, aunque tampoco disfrutarían de su herencia. En otras palabras, heredar conlleva quedarte tanto con los beneficios como con las deudas del fallecido y si no  puedes con ello es mejor rechazar la herencia para no verte inmerso en un cúmulo de deudas que no son tuyas.

Caso B: Emilia García ha heredado, junto a sus dos hermanos, un inmueble de 200.000 euros en pleno centro de Bilbao por lo que, para tomar cualquier decisión, han de ponerse de acuerdo los tres nuevos propietarios. Sin embargo, Emilia quiere reformar la vivienda y venderla, su hermana Ana quiere venderla tal y como está, y su hermano Antonio prefiere no vender para tenerla en la familia. No se ponen de acuerdo y mientras tanto tienen que seguir pagando los gastos básicos de la vivienda: luz, agua, IBI, basuras, seguro de hogar, comunidad, derramas, etc. Si Emilia no quiere seguir pagando por esa vivienda tiene una opción, vender su parte de la herencia (proindiviso) a una empresa especializada, y que sean ellos los que se encarguen de poner de acuerdo a los hermanos. Proindivisos Levante compra tu porcentaje del inmueble sin la necesidad de contar con el consentimiento del resto de propietarios, libreándote así de seguir viviendo esta incómoda situación.

Este tipo de posibilidades, que antes no teníamos en cuenta, a veces por desconocimiento y otras veces por creencias erróneas, son ahora una realidad tangible que muchas empresas ponen al alcance de nuestra mano. No debemos obviar el hecho de que esas empresas tienen como principal objetivo obtener beneficios y, por lo tanto, aunque intenten ofrecerte el mejor precio para tu herencia, siempre será inferior a la valoración real de la misma. Sin embargo, no debemos olvidar que, a pesar de ello, hay situaciones en las que merece la pena, y mucho, contar con este servicio.